[google12338be0405b5156.html] google12338be0405b5156.html
TRATAMIENTO DE LUMINOSIDAD

El plasma rico en plaquetas se obtiene de la depuración de la propia sangre del cliente de la que obtenemos plasma rico y 100% compatible con el organismo del paciente. Estas microinyecciones se aplican para conseguir una piel más vital y luminosa.

Para ello en Coimbra extraemos sangre del paciente que posteriormente es centrifugada y separamos su componentes en varias fases.

Como resultado obtenemos las plaquetas y componentes leucocitarios que pueden reinyectarse en rostro, cuello, escote, manos incluso como uso capilar.

Es un procedimiento prácticamente indoloro y totalmente seguro ya que tratamos las distintas zonas con componentes de la propia sangre del paciente evitando alergias y consiguiendo revitalizar la piel, su elasticidad y luminosidad.

Con el PRP Premium logramos obtener una solución optimizada donde el concentrado de plaquetas es mayor.

El proceso:

Consiste en extraer una pequeña cantidad de sangre al paciente, separando las células del plasma mediante 14 minutos de centrifugado. Las plaquetas concentradas son activadas e inmediatamente reinyectadas en la zona a tratar. Con esta técnica logramos un mayor volumen de concentrado plaquetario, en una sesión se obtiene suficiente volumen para el tratamiento de todas las zonas necesarias.

Además el contenido del plasma en otros tipos celulares y proteínas favorecen la regeneración de los tejidos, citoquinas, células inmunológicas y células madre positivas consiguiendo un resultado más duradero.

En el caso de Coimbra usamos la técnica PRP Premium y la concentración plaquetaria supera en más de tres veces las PRP tradicionales por lo que es más potente en la estimulación celular y la producción de colágeno.

Los resultados:

So apreciables de manera gradual y a partir de 3 ó 4 semanas desde el tratamiento que es el tiempo que nuestro organismo tarda en la producción de nuevo colágeno y elastina.

Sus efectos pueden durar más de un año.

Es aconsejable realizar una tratamiento cada 3 a 4 meses.

Este tratamiento está indicado en pacientes que tengan 35 años o más, ya que es la edad en la que la piel comienza a perder poder de regeneración, aunque puede aplicarse antes cuando los signos de envejecimiento son visibles.

 

boton pide información