[google12338be0405b5156.html] google12338be0405b5156.html
AUTOHEMOTERAPIA

Dentro de la gama de Medicina Alternativa o Naturista podemos encontrar una muy particular, poco practicada y con efectos rápidos. Ésta es la Autohemoterapia .

La autohemoterapia es una técnica que permite activar el sistema inmunológico y de esta forma atacar aquellas enfermedades que se derivan del mal funcionamiento de éste, como lo son las alergias, el acné, la artrosis, la artritis, el asma, la esclerosis, la diabetes, entre otras.

  • ¿En qué consiste el método?

Se utiliza para el tratamiento de aquellas enfermedades autoinmunes, aquellas en las que existe presencia de autoanticuerpos en sangre. El objetivo es que estos anticuerpos fueses atacados por el sistema de defensa para lo cual debían comportarse como elementos extraños, o antígenos que activen el sistema inmunitario.

  • ¿Cómo trabaja la Autohemoterapia?

El sistema inmunológico está conformado por una serie de células y entre ellas se destacan los macrófagos, cuya función es “comerse” los cuerpos extraños que producen el deterioro inmunológico.

Con la técnica de la Autohemoterapia, se eleva la tasa de macrófagos desde un 5% (en su estado natural) a un 22%, el pick se logra transcurridas 8 horas. Este nivel se mantiene hasta el quinto día, descendiendo paulatinamente durante el sexto y séptimo día, hasta llegar a su estado inicial.

El proceso consiste en extraer sangre del paciente y contenerla en una solución salina inocua, someterla a agitación tras la cual, los anticuerpos quedan libres en el preparado que vuelve a inyectarse en el paciente para provocar la respuesta adecuada, la destrucción de los autoanticuerpos

A nivel práctico, la Autohemoterapia consiste en la extracción de sangre de la vena de unos cinco centímetros cúbicos y se combina con cincuenta de solución salina para luego ser inyectada en el músculo del brazo o glúteos. Se puede utilizar entre 2 y 10 ml. en forma eficaz.

La sencillez del método radica en que no se necesitan insumos sofisticados . Basta con una jeringa, agujas de repuesto, una banda elastica (para hacer presión en el brazo e impulsar la sangre), algodón y alcohol.

El número de intervenciones depende del paciente y de la cronicidad de la enfermedad que padezca pero la mejoría es evidente en un corto período de tiempo.

Además de este modelo de autohemoterapia existen dos más:

1. El más convencional en el que extraemos sangre de paciente para reinyectarla vía intramuscular. Provocando el aumento de macrófagos que limpien la matriz extracelular de bacterias, virus, etc.

2. La terapia autosanguis: En ella se extrae una mínima cantidad de sangre que se combina con un medicamento homotoxicológico diseñado en función del perfil patológico del paciente y se vuelve a inyectar por vía subcutánea, intradérmica o muscular. Este proceso se repite el proceso durante tan sólo cuatro sesiones.

boton pide información